Introducción

La Balística Forense es la aplicación de la Balística como disciplina científica a la investigación de los delitos.

Para su estudio se divide en tres partes:
I.   Balística interna
II.   Balística externa  y
III.   Balística de efectos

Balística interna

Estudia todos los fenómenos que se suceden en el interior del arma desde el momento de la percusión del cartucho hasta que el proyectil abandona la boca de fuego.

Estudia la forma en que la energía en reposo contenida en el propelente (pólvora) se libera y, se convierte en energía cinética de un proyectil.


Existen tres etapas en el proceso de conversión de energía:

1. La pólvora se descompone formando productos gaseosos, al tiempo que se libera gran cantidad de calor por la combustión de la pólvora.

2. Las grandes cantidades de calor originan altas presiones en la recamara del arma, obligando al proyectil a desprenderse de la vainilla iniciando su movimiento.

3. La acción que provoca la presión de los gases empuja al proyectil en la dirección de menor resistencia (boca de fuego), y la reacción se traduce en el retroceso del arma.

El paso No 1 es un fenómeno químico.
El No 2 es un fenómeno térmico-dinámico; y,
El paso No 3 es un fenómeno físico.

Entonces, la balística interior atiende los fenómenos físicos y químicos que intervienen, para que el proyectil sea expulsado del arma con alta velocidad, para cumplir con el objetivo propuesto.


Elementos que intervienen en la Balística interna:

El Arma y
El Cartucho

El Arma.

1. Existen infinidad de armas de fuego, cuya variedad y potencialidades aumentan día a día.

2. Sin embargo, existen algunos criterios de clasificación que nos permiten acceder a sus características generales.

A continuación señalaremos los criterios de clasificación más interesantes para nuestro estudio.

1.1. 1 Atendiendo a su forma de manejo:

De hombro (o largas). Las armas de fuego llamadas de "Hombro" o también "Largas", son aquellas que para su empleo normal requieren estar apoyadas en el hombro del tirador y el uso de ambas manos.

De puño (o cortas). Las armas de "Puño", también llamadas "Cortas", son aquellas que han sido diseñadas para ser empleadas normalmente utilizando una sola mano sin ser apoyada en otra parte del cuerpo.

1.1. 2 Atendiendo a su sistema de disparo.

a. Tiro a tiro: son las armas que carecen de almacén o cargador y obligan al tirador a repetir manualmente la acción completa de carga del arma en cada disparo; como por ejemplo en las escopetas "de quebrar o de báscula" de uno o dos caños.

b. Repetición: son aquellas en las que el ciclo de carga y descarga de la recámara se efectúa mecánicamente por acción del tirador, estando acumulados los proyectiles en un almacén cargador; como por ejemplo los sistemas de cerrojo (un fusil MAUSER); de palanca (la tradicional carabina WINCHESTER); de trombón o acción a bomba - pumper action (las escopetas ITHAKA o BATAAN)

Las de Repetición, a su vez, se clasifican en:

Semiautomáticas: Se trata de las armas en que es necesario oprimir el disparador (gatillo) para cada disparo y en el que el ciclo de carga y descarga se efectúa sin la intervención del tirador; como son por ejemplo la mayoría de las pistolas (COLT 45, BROWNING 9 mm, etc.)

Automáticas: Son las que manteniendo oprimido el disparador, se produce más de un disparo en forma continua, como por ejemplo las ametralladoras.


1.1. 3 Atendiendo a las características de su ánima.

Ánima lisa. Son aquellas que carecen de rayado o estrías (Escopetas y pistolones)

Ánima estriada: La mayoría de las armas de fuego, para darle
estabilidad al proyectil durante su trayectoria.

1.2.1 Los Revólveres.

Son armas cortas (de puño), de ánima estriada, que poseen una serie de recámaras en un cilindro o tambor giratorio montado coaxialmente con el cañón.

Un mecanismo hace girar el tambor de modo tal que las recámaras son sucesivamente alineadas con el ánima del cañón.

Pueden ser de acción simple o doble.

• Los más modernos son de doble acción: COLT, SMITH & WESSON, RUGER, TAURUS, RUBI, DOBERMAN, etc.

1.2.2 Las Pistolas

Son las armas cortas de uno o dos cañones de ánima rayada, con su recámara alineada permanentemente con el cañón.

Pueden ser tiro a tiro, de repetición o semiautomáticas.

Los modelos actuales y más comunes corresponden a las semiautomáticas: COLT.45, BROWNING 9 MM, BERSA .380, etc.

1.2.3 Las Escopetas.

Son armas largas (de hombro), de caza, que tienen su ánima lisa.

Pueden ser de uno o dos caños, los que normalmente se cargan con cartuchos que contienen perdigones.

2. El Cartucho o Munición.

El cartucho o munición, definido como el disparo completo de un arma,  comprende la vainilla,  el fulminante, el propulsor y el proyectil.

 Este es el elemento que aporta la fuerza cinética a la trayectoria del proyectil.

De acuerdo con la definición anterior, para que la munición exista, para que algo pueda ser considerado como munición o cartucho, ha de tener las características específicas requeridas para el funcionamiento del arma de fuego y estar integrada por vainilla, pólvora, fulminante y proyectil.

El Proyectil o Bala

Es la parte destinada a causar los efectos y va perfectamente ajustados a la vainilla.

  Existen tantas clases con características especiales, como armas y fabricantes. Su forma y composición tienen gran influencia en la capacidad de herir.

Calibre

Pistolas y Revólveres. Se denominan principalmente por su calibre, el que está expresado en centésimas de pulgada (una pulgada es 2,54 cm.), respecto al diámetro del proyectil.

Entonces, cuando hablamos del calibre 22, nos referimos a 22 centésimas de pulgada, es decir 0,55 cm o 5,5 mm.


Escopetas.  En el caso de las escopetas, es otro el criterio para determinar su calibre.

 Se define conforme al diámetro de las esferas en que se divide una libra de plomo.

¿Cómo Identificar un Proyectil?

Si el proyectil ha sido bien tratado por el investigador, es posible identificarlo a simple vista, aunque para tener certeza, es siempre necesario recurrir a un experto.

Los mejores indicios, dentro de una investigación, los encontramos logrando identificar el calibre por medio de mediciones corrientes, estableciendo el numero de estrías y su dirección, el peso, la composición, la forma.

La identificación nos puede conducir al reconocimiento del arma.

La Vainilla

La vainilla es la parte metálica de latón, cobre u otro metal semejante, diseñada para cada tipo de munición, que sirve de deposito a la pólvora, de ensamble al proyectil y al fulminante.
 
           En ella se distinguen:

El cuerpo
El culote
El cuello o ranura y
El fulminante.

¿Cómo Identificar una Vainilla?

Generalmente es más sencillo identificar una vainilla que un proyectil, porque normalmente da el calibre exacto del arma y trae los datos precisos impresos en el culote, tales como marca y calibre.

Existen por lo menos tres diferencias entre las vainillas de cartucho para revólver y para pistola.

 

1. La de revólver tiene el cuello o ranura muy reducida, por cuanto no requiere extracción.

  
En cambio en el de la pistola, el cuello es bastante amplio para que el extractor pueda funcionar.

2.   En la vainilla de munición para revólver, la pestaña es bastante  amplia por cuanto necesita asentarse bien en el alveolo.

En la propia para pistola, la pestaña es bastante reducida, casi de las dimensiones del calibre del arma, por cuanto necesita deslizarse por el proveedor y por la recámara.

La de revólver tiene el cuello o ranura muy reducida, por cuanto no requiere extracción.

En cambio en el de la pistola, el cuello es bastante amplio para que el extractor pueda funcionar.

3. La pistola siempre bota la vainilla, por ser arma semiautomática, de tal manera que puede encontrarse, por norma general, al lado derecho del tirador, a una distancia no mayor cuatro metros.

 Esto no sucede con el revolver.

Las municiones para escopeta son inconfundibles.

3. El Fulminante

Es el elemento encargado de producir la explosión primaria, mediante la percusión, por medio de la aguja percutora.

Está integrado por: Fulminato de mercurio o Clorato de potasio u otros químicos, depositado en un casquillo o cazoleta, protegido por anticorrosivo, generalmente de color verde o rosado muy visible en su culote.

Fases del Interior del Arma

a. Percusión
b. Acción del fulminante
c. Combustión de la pólvora
d. Desprendimiento del  Proyectil
e. Ocupación del Ánima y sus Estrías.
f. Velocidad del Proyectil
g. Desalojo del Proyectil
h. Expulsión de la Vainilla

Percusión

Cuando el cartucho se encuentra alojado en la recámara del arma, encontrándose herméticamente cerrada por la corredera, al ejercer suficiente presión sobre el disparador, son  liberados los mecanismos de percusión.

En su caso, se libera el martillo, que a su vez libera el percutor, el que incide sobre la cápsula fulminante.

Acción del fulminante

La mezcla fulminante reacciona al aplastarse el recipiente que la contiene, produciendo la llamarada que se transfiere a través del orificio de destello, al interior del cartucho.


Combustión de la Pólvora

Consiste en el lento quemado del propelente (granos de pólvora), donde la rapidez depende de la forma y tamaño de los mismos, originando:

  Aumento progresivo de la presión;  y,

 Fuerte incremento del volumen de los gases.


Desprendimiento del Proyectil

En forma instantánea la presión de los gases producirá la dilatación de la vainilla, ocupando todo el espacio disponible de la recámara.

Simultáneamente el proyectil se desprende de la vainilla, iniciando un movimiento frontal para ingresar al ánima del cañón.


Ocupación del Ánima y su Estrías.

La fuerza producida por los gases obliga al proyectil a ocupar el rayado del ánima, cuyos campos se presentan en relieve y que tienden a frenar por fricción el desplazamiento del proyectil.

 Sin embargo, el aumento progresivo de la presión de los gases produce el impulso necesario para incrementar su velocidad, al mismo tiempo se inicia la rotación obligada por la forma helicoidal del estriado del ánima.

La presión también afecta la parte posterior de la vainilla, que hasta esos momentos se encuentra obturado por el bloque de la corredera o cerrojo.

Velocidad del Proyectil

Al vencer su propia inercia por la acción progresiva de la presión de los gases, el proyectil incrementa su aceleración.

  Algunos granos de pólvora siguen en su proceso de combustión, generando más presión, todo que contribuye al impulso del proyectil, hasta su salida por la boca del cañón.

Desalojo del Proyectil

Los gases iniciales pasan por delante del proyectil y salen primero del cañón.

Este fenómeno es conocido como viento balístico, que a su vez crea una depresión en el arma, facilitando la entrada del proyectil en el espacio libre que, al seguir impulsado por los gases. obtiene un incremento de su aceleración alcanzando su máxima velocidad.

Así. el proyectil y los gases tienden a romper la barrera del sonido, escuchándose el estruendo característico de las armas de fuego.

Los restantes granos de pólvora producen el clásico fogonazo que acompaña a la descarga.


Expulsión de la Vainilla

Después de que al proyectil abandona el cañón, los gases se liberan en la atmósfera, disminuyendo drásticamente la presión en el interior del arma y, el empuje posterior de los gases remanentes, obligan al carro a iniciar su apertura.

A su vez, la vainilla alojada en la recamara tiende a recuperar su forma original para facilitar su expulsión, donde la uña extractora, incrustada en el surco del cartucho, lo dispara hacia fuera, mientras  un segundo mecanismo (expulsor) golpea sobre el reborde del culote para expulsarlo por la ventana del arma.

Esta modalidad es propia de las armas automáticas y semi automáticas, por lo que esta fase no se da en el  revólver.

2. Balística Externa

 Corresponde a esta parte el estudio de un proyectil, disparado por un arma de fuego, durante su trayectoria y de las causas que afectan a la misma.
 Entendiéndose por trayectoria al espacio recorrido por el proyectil en el aire, desde al salida por la boca de fuego hasta la llegada al blanco.
 Son múltiple los factores que determinan lo que será la curva aérea descrita por el proyectil, de los que destacamos: fuerza de proyección, velocidad tanto lineal como de rotación, resistencia del aire, etc.
 La larga trayectoria recorrida por el proyectil cuya fuerza motriz es la deflagración de la pólvora señala a una parábola cuya forma seria ideal, si solamente actuara sobre dicho proyectil la fuerza de gravedad.
 Las armas cortas dan lugar a trayectorias muy tensas, próximas a la línea recta.

Trayectoria espacio aéreo
 La trayectoria descrita en el espacio aéreo forma una serie de puntos, líneas, ángulos y planos, que se expresan en diversos términos técnicos, que pasamos a señalar:

EJE DEL CAÑÓN: Línea imaginaria que pasa por el centro del cañón y a lo largo del anima.

LINEA DE MIRA: Recta imaginaria que parte del ojo del tirador pasando por el centro de la mira posterior del arma y tocando la cúspide del punto de mira.

LINEA DE TIRO: Es la prolongación del eje del cañón cuando el arma se encuentra apuntada.

TRAYECTORIA: Es la línea que une las diferentes posiciones que va ocupando el proyectil en el espacio a medida que pasa el tiempo.

EL ORIGEN DE LA TRAYECTORIA: Es el centro de la boca del cañón.
 
HORIZONTE DEL ARMA: Es la línea horizontal que pasa por el origen de la trayectoria con respecto al objetivo, también considerado como plano horizontal.

ÁNGULO DE TIRO: Es el formado por la línea de proyección y el plano horizontal.

RAMA ASCENDENTE: Es la parte de la trayectoria que va del origen al vértice.

RAMA DESCENDENTE: Es la parte de la trayectoria que va del vértice al punto de llegada.

VÉRTICE: Es el punto más alto de la trayectoria.

FLECHA: Es la línea vertical que baja desde el vértice de la trayectoria al plano horizontal.

ORDENADA: Es la distancia vertical del horizontal a un punto cualquiera de la trayectoria.

PUNTO DE CAÍDA: Es el lugar donde termina la parábola que realiza el proyectil.

ALCANCE: Es la distancia recta entre el origen y el punto de llegada.

VELOCIDAD RESTANTE O REMANENTE: Es la velocidad residual que presenta un proyectil en un punto cualquiera de su trayectoria y después de su origen.

DURACIÓN DE LA TRAYECTORIA: Es el tiempo que emplea un proyectil en recorrer su trayectoria desde el origen hasta el punto de llegada.

ABSCISA DE UN PUNTO: Es la distancia del origen al pie de la ordenada que va a ese punto.

ABATIMIENTO: Es la distancia vertical de la línea de proyección a la trayectoria.

ÁNGULO DE CAÍDA: Es el formado por la tangente a la trayectoria en el punto de caída con respecto a la horizontal.

IMPACTO: Es el daño, efecto o marca producida por el proyectil en la estructura que golpea.


REBOTES: Son los recorridos irregulares que presentan los proyectiles cuando impactan estructuras duras y en ángulos menores a los 30°,  los que pueden continuar con una trayectoria impredecible según sea su velocidad restante.


El Cartucho o Munición
 El cartucho o munición, definido como el disparo completo de un arma, que comprende la vainilla, el fulminante, el propulsor y el proyectil  es quien aporta la fuerza cinética a la trayectoria del proyectil.
 De acuerdo con la definición anterior, para que la munición exista, para que algo pueda ser considerado como munición o cartucho, ha de tener la característica específica de ser necesaria para el funcionamiento del arma de fuego y estar integrada por vainilla, pólvora y proyectil.

El proyectil o bala
 Es la parte destinada a causar los efectos y va perfectamente ajustados a la vainilla.
 Existen tantas clases con características especiales, como armas y fabricantes. Su forma y composición tienen gran influencia en la capacidad de herir.

Calibre
 Se denominan principalmente por su calibre, el que está expresado en centésimas de pulgada (una pulgada es 2,54 cm.), respecto al diámetro del proyectil.
 Entonces, cuando hablamos del calibre 22, nos referimos a 22 centésimas de pulgada, es decir 0,55 cm o 5,5 mm.

¿Cómo Identificar un Proyectil?.
 Si el proyectil ha sido bien tratado por el investigador, es posible identificarlo a simple vista, aunque para tener certeza, es siempre necesario recurrir a un experto.
 Los mejores indicios, dentro de una investigación, los encontramos logrando identificar el calibre por medio de mediciones corrientes, estableciendo el numero de estrías y su dirección, el peso, la composición, la forma.
 La identificación nos puede conducir al reconocimiento del arma.


La Vainilla
 La vainilla es la parte metálica de latón, cobre u otro metal semejante, diseñada para cada tipo de munición, que sirve de deposito a la pólvora, de ensamble al proyectil y al fulminante.
 En ella se distinguen el cuerpo, el culote, el cuello o ranura y el fulminante.

 

¿Cómo Identificar una Vainilla?
 Generalmente es mas sencillo identificar una vainilla que un proyectil porque normalmente da el calibre exacto del arma y tare los datos precisos impresos en el culote, tales como marca y calibre.
 Existen por lo menos tres diferencias entre las vainillas de munición para revolver y munición para pistola.
 1. La de revólver tiene el cuello o ranura muy reducida, por cuanto no requiere extracción.
 En cambio en el de la pistola, el cuello es bastante amplio para que el extractor pueda funcionar.
 En la vainilla de munición para revolver, la pestaña es bastante amplia por cuanto necesita asentarse bien en el alveolo.
 En la propia para pistola, la pestaña es bastante reducida, casi de las dimensiones del calibre del arma, por cuanto necesita deslizarse por el proveedor y por la recámara.

 2. La pistola siempre bota la vainilla, por ser arma semiautomática, de tal manera que puede encontrarse, por norma general, al lado derecho del tirador, a una distancia no mayor cuatro metros.
 Esto no sucede con el revolver.
 3. Las municiones para rifles son de dimensiones inconfundibles, salvo raras excepciones.

El Fulminante
 Es el elemento encargado de producir la explosión primaria, mediante la percusión, por medio de la aguja percutora.
 Está integrado por: Fulminato de mercurio o Clorato de potasio o Trinitorresorsinato de plomo, depositado en un casquillo o cazoleta, protegido por anticorrosivo, generalmente de color verde o rosado muy visible en el culote, a excepción de la munición .22 que lo lleva en forma perimétrica en contacto con el cuerpo de la vainilla.

3. Balística de Efectos

 La Balística de efectos o simplemente efectos, estudia las heridas, los efectos en general, destrozos o fenómenos producidos por el proyectil. los efectos pueden ser consecuencia de los siguientes elementos:

    * Acción combinada.
    * Poder de penetración.
    * Destrozos por fragmentación.
    * Energía.
    * Fenómenos de presión hidrodinámica.

Efectos sobre Personas
 En términos generales se considera que proyectiles que llegan al organismo animados de una energía cinética menor de dos kilográmetros (14,466 l/p.), producen solamente contusiones.

 Si la energía cinética es de dos o un poco mayor (mas de 14,466 l/p.), puede penetrar hasta dos centímetros en partes no cubiertas por ropas.
 Con una energía de diez kilográmetros por centímetro cuadrado (72,33 l/p.) puede producir destrozos en huesos duros.
 Con quince kilográmetros, (108,495 l/p) puede atravesar el cráneo.

 Los proyectiles animados de gran energía cinética al atravesar el cráneo, por ejemplo, producen el fenómeno de explosión por causa de la presión hidrodinámica (líquidos en movimiento).

 Las ropas, cuando son varias prendas, pueden absorber hasta una quinta parte de la energía.

Disparos sobre Personas
 El efecto general, es de una lesión de mayor o menor consideración y excepcionalmente una contusión.
 La lesión deja muchas veces tatuajes, según la distancia a la cual se hizo el disparo.
 Pero aunque no deje tatuaje, siempre dejará señales que servirán a la criminalística para obtener serias conclusiones que proporcionarán al investigador buenos indicios, siempre y cuando sepa apreciarlos.

El Tatuaje
 El tatuaje es la presencia de una zona o aureola de quemaduras o residuos de deflagración de la carga del cartucho alrededor o dentro del orificio de penetración del proyectil.
 La presencia de quemaduras tiene relación con la distancia, siendo preciso aclarar, que en este aspecto nada tiene que ver lo referente al alcance del arma.
 Eso sí, se deben tener en cuenta las siguientes situaciones relativas a la distancia a la cual se efectúo el disparo. con la distancia

A contacto firma (boca de jarro)
 Se presenta cuando el cañón del arma o mas aun, la trompetilla, se apoyó contra el cuerpo. Las características de esta lesión, especialmente en cuanto se refiere al orificio de entrada son las siguientes.
 Generalmente queda marcada la trompetilla del arma.
 Puede aparecer el orificio de entrada de mayores dimensiones que el de salida.
 Esto se debe a la explosión que producen los gases al abandonar la boca de fuego, cuando el disparo se efectúa contra un hueso.

A semi contacto (quema ropa)
 Es quizás el disparo que mas nitidez deja en el tatuaje.
 Se considera este disparo a menos de diez centímetros y recibe su nombre del hecho de que generalmente quema la ropa.

A corta Distancia
 Es hecho a una distancia entre los diez centímetros y un metro.
 La herida es generalmente limpia.
 Se considera por algunos tratadistas, como la máxima distancia a la cual deja tatuaje el disparo.

A Larga Distancia
 Se considera que toda lesión en la cual no aparece tatuaje, ha sido causada por un disparo hecho a larga distancia, la cual no siempre es considerable, sino simplemente mayor de un metro.
 Por esta razón no debe confundirse nunca el simple disparo hecho a corta o larga distancia con relación al alcance o a las características del arma o a su efectividad, con la distancia a la cual se produce el tatuaje.


Publicidad