Historia: Pistola Colt.22

el Publicado en Balística. Visto: 17041

      


Orígenes: Durante casi todo el siglo XX la prestigiosa firma Colt, fabricó la pistola calibre 22 LR modelo Woodsman, arma clásica en su concepción, realizada en acero y de construcción tradicional. Tiene gran difusión entre los aficionados al tiro deportivo, pero a fines del siglo XX se imponia actualizar el concepto dentro de la categoría, de forma que compitiera con las nuevas armas que surgían en el mercado, sobre todo con la Smith & Wesson modelo 422. Introducción: Esta pistola Colt es un arma pensada para el tiro deportivo informal, el mismo que llena los polígonos los fines de semana. La economía y precisión del calibre 22 LR, el tener pocas restricciónes legales y la abundancia de marcas y modelos, lo hacen una opción muy interesante para cualquier tirador. Si bien no llega a ser una pistola olimpica, presenta características propias de un arma de gran precisión con un precio moderado.

Presentación:

El arma viene en un práctico maletín plástico de color azul con el logo de Colt, detalle propio de las grandes marcas, y que sirve para su transporte y almacenamiento. En el interior de esta caja la pistola queda inmovilizada por las formas del plástico y adjunta un cargador de repuesto idéntico al que porta el arma. Cuenta con un completo manual de uso con un gran énfasis en la seguridad de manejo, pues además de todas las recomendaciones que hace una y otra vez, en cada página repite la frase "la seguridad depende de usted". En el mismo plástico del interior algunos carteles insiten en el tema seguridad y en la importancia de leer atentamente el manual antes de probar el arma.
Tanta insistencia viene dada por las demandas que suelen presentarse ante un accidente con armas de fuego y que intentan culpar al fabricante.

Descripción:

Estamos ante una pistola semi automática, en calibre 22 LR, con disparador de simple acción ,acerrojado por inercia de masas ( Blow back) y percusión por aguja lanzada. Esta realizada casi toda en acero inoxidable y con la empuñadura realizada en polímero negro. Su terminación es impecable, tiene las dimensiones de un arma de mayor calibre, lo que facilita el uso por personas de manos grandes, cosa que no suelen tener en cuenta los fabricantes de armas en calibre 22. La ergonomía es excelente, dando la sensación de ser mucho más liviana de lo que en principio uno pensaría, con una gran facilidad para encarar las miras, ésto biene dado por la gran inclinación que tiene la empuñadura con respecto al armazón, al estilo de las pistolas de tiro olímpicas.


El cañón es del tipo pesado, impresionando la solidez de su estructura, proporcionando equilibrio al arma y augurando una gran precisión, su longitud es de 4 1/2" (114.3mm) El cerrojo esta bien dimensionado, diría que del tamaño de un arma de grueso calibre, facilitando mucho el agarre en el momento de alimentar el arma. Profundos cortes aseguran una correcta operación del mismo. Las miras son fijas y pavonadas en negro para facilitar la puntería , el alza esta inserta a cola de milano en la corredera y retenida en su lugar por un tornillo allen de 1/16"(1.59mm) , permitiendo ajustes laterales con herramientas. El punto de mira forma parte de una pieza pavonada que actúa de banda ventilada sobre el cañón, estando unida ésta al cañón por tres tornillos allen de 5/64".(1.98mm) Pienso que una mira fija en un arma de estas características es algo inadecuado, en el modelo TARGET fue instalada un alza regulable, asi como un cañón de 6" (152mm).


El seguro es "distinto" a lo que estamos acostumbrados, se trata de un perno pasante, al empujarlo a la derecha se pone en posición de fuego, y al volverlo a empujar a la izquierda queda asegurada el arma. Al mismo tiempo la corredera queda inmovilizada, dando una señal clara de su estado al usuario. Este tipo de seguro no es usual en armas cortas actualmente, se estilan más los de aleta, si los he visto en carabinas y escopetas deportivas. Un arma corta que lo tuvo fue la pistola Beretta 951, antecesora de la conocida 92FS. pero lo abandonó en los úlitmos modelos. No considero que sea un punto fuerte del diseño, pues muchas veces se utilizan armas 22LR para entrenar tiradores noveles, por lo que no practicar con éste importante elemento de seguridad es una lástima.


Otro importante factor de seguridad es el indicador de aguja percutora montada, la parte posterior de la misma es visible por detrás del cerrojo sólo cuando está montada, con un punto rojo para mejor visualización, y lista para disparar, quedando oculto cuando esta adelantado. Carece de un mecanismo para desmartillarlo, simplemente si queremos dejarlo adelantado, debemos descargar el arma con cuidado y dispararla en vacío.


Sobre el lado izquierdo del armazón presenta la aleta de retén de la corredera, pudiendo activarse manualmente o también en forma automática al acabarse los cartuchos en el cargador, avisando al tirador que debe recargar. Sobre el lado derecho del armazón nos encotramos con el retén del cargador, siendo ésta ubicación muy poco común, aunque debo reconocer que es muy fácil de operar, pues queda al alcance del dedo indice de la mano derecha.


El cerrojo, el cañón y la parte superior del armazón están fabricadas en acero inoxidable, pero la empuñadura es independiente, unida al arma por un largo perno con tuerca allen de 1/8", cubriendo parte del armazón y colaborando en mantener en su lugar al retén de la corredera. Esta realizada en polímero negro de gran calidad en una sola pieza integral , presenta un segrinado muy adecuado para asegurar la mano y cuenta con escudos de la marca en dorado en ambos lados del arma e incluye también el cubre gatillo en la misma estructura.


Tiene una gran inclinación con respecto al armazón, al estilo de la LUGER y otras armas, principalmente deportivas, favoreciendo el tiro instintivo, sobre todo con una sola mano. Otra caracteristica muy particular de su diseño es que permite un buen agarre tanto para los tiradores de mano pequeña como los de grande, y ésto se explica por la forma trapezoidal de la empuñadura, con una parte superior fina, pero con la base bien amplia, por lo que se adapta a todos los usuarios.

El cargador es un diseño típico para calibre 22LR, al igual que la empuñadura muestra una gran inclinación, al estilo de la Luger, con amplias ventanas a ambos lados, las que permiten ver la cantidad de cartuchos restantes. Cuenta con un botón solidario al elevador de cartuchos que permite retraerlo y faciliar el ingreso de nuevos cartuchos sin necesidad de vencer el resorte. Esta construído en acero inoxidable y puede desarmarse parcialmente para su limpieza y lubricación. La capacidad es de 10 cartuchos, lo que es muy tradicional en este tipo de armas.

 

Fuente: http://www.galeon.com/armasonline/

Publicidad