¿Es posible la Identificación de Estampaciones con Sellos de Goma?

el Publicado en Documentologia. Visto: 4659

      

                                      UNIVERSIDAD NACIONAL DEL NORDESTE
             C o m u n i c a c i o n e s C i e n t í f i c a s y T e c n o l ó g i c a s 2 0 0 3
Resumen: S-001
                        ¿Es Posible la Identificación de Estampaciones con Sellos de Goma?


FUNDAMENTOS QUE SUSTENTAN LA INVESTIGACION
La Criminalística, es una ciencia multidisciplinaria que reúne conocimientos generales, sistemáticamente ordenados,
verificables y experimentables, a fin de estudiar, explicar y predecir el cómo, donde, cuándo quién o quienes del
accionar delictivo. Roldán (2001).
Es multidisciplinaria, porque para sus objetivos investigativos sintetiza los conocimientos y técnicas de otras
ciencias tales como la Química, Física, Matemática, Medicina, especialidades de la Medicina Forense, Biología,
Antropología, Óptica, Informática, etc.
La Criminalística se vale de todos los conocimientos, métodos, técnicas y ciencias de investigación posible, en virtud y
en cuanto le sea útil a sus objetivos. Tal es el caso, que amalgama a todas ellas, acorde a sus intereses científicos para
el estudio del delito.
Personalmente, coincido plenamente con los modernos autores, dando así a la Criminalística su verdadera identidad y
jerarquización científica, como la ciencia multidisciplinaria, autónoma, madre de la tarea investigativa criminal, auxiliar
de la Justicia, cuya tarea se centraliza en la cuidadosa, metodológica y científica investigación de las evidencias
materiales, a fin de explicar y predecir el cómo, donde, cuándo y quienes del accionar delictivo, interpretar su modus
operandi e identificar a sus autores.


La Documentología forma parte de esta multidisciplinariedad definiéndose como una rama de la ciencia criminalística,
que con aplicación práctica y metódica de conocimientos científicos, tiene como objetivo verificar la autenticidad o
falsedad de los documentos modernos públicos o privados, determinando la autoría del mismo, valiéndose en gran
medida del estudio del grafismo.


Partiendo de estas bases fundamentales, y encarando el estudio de los sellos de goma, como un objetivo de
determinación dentro de la ciencia Documentológica, es que me propuse realizar este trabajo de investigación.
Es materia propia del Perito Documentólogo determinar si un impreso hecho con sello de goma o metal, ha sido
realizado con el mismo elemento que otro.


El estampado de un sello de goma es una impresión producida por un dispositivo comúnmente utilizado con fines
personales y comerciales. Es un hecho rutinario y simple el uso de tales elementos selladores para imprimir fechas,
direcciones, firmas y demás información en documentos. Si bien esta estampación normalmente se concreta a mano,
existen diversos dispositivos mecánicos para este propósito; de cualquier manera, los efectos de su aplicación sobre el
papel son esencialmente los mismos.


La tarea consistirá en analizar los deterioros o anormalidades de manera análoga a otros tipos de impresiones gráficas;
las limitaciones en cuanto a las conclusiones respectivas, estarán referidas a que a veces solo se puede afirmar que el
sello dubitado es o no es del mismo cuño que el indubitado, que puede ser elemento de significativa importancia.
Son muchos los interrogantes o variables que se van planteando al abordar su estudio, como por ejemplo la influencia
del soporte, el comportamiento de las tintas, etc, por citar algunos de ellos, a los cuales también se les va asignando una
preponderancia significativa en el momento adecuado, tratando de agotar todas las instancias en cuanto a su estudio, no
pudiendo en algunos casos concluirlos por razones de espacio, tiempo e instrumental de laboratorio necesario.
El examen de los sellos de goma sigue un enfoque lógico, ya que estamos tratando con impresiones mecánicas y
material que se presta a observaciones objetivas y cuantificables. Por dicha razón sugiero llevar un registro, que es un
buen punto de partida para estos exámenes. Se reconoce que ocasionalmente una circunstancia poco común o un
conjunto de hechos se presentarán requiriendo que se apliquen métodos extraordinarios. Nada de lo que sigue aquí
debería entonces considerarse como absoluto o invariable. Ésta es solo una guía para casos promedio pudiéndose
describir más como un enfoque lógico que como un método.


OBJETIVOS


Mediante este trabajo de investigación se pretendió lograr los siguientes objetivos:
1. Sistematizar los indicadores que nos permitan determinar el origen de una estampación de un sello de goma en un
documento, mediante el estudio lógico y metodológico de características típicas halladas sobre la misma.
2. Contrastar empíricamente a partir del estudio de casos, la perspectiva teórica planteada por diversos autores y
expresadas en este trabajo con casos tomados de la cotidianeidad profesional.


METODOLOGIA DE INVESTIGACION


El presente trabajo se dividió en dos partes: la primera de ella aborda el marco teórico que fundamenta justamente a la
segunda etapa o instancia práctica, en la cual mediante un estudio de casos hipotéticos y reales, intenta lograr los
objetivos propuestos, poniendo de manifiesto las dificultades y limitaciones de su estudio y la metodología de trabajo a
llevar a cabo en cada caso.


ANTECEDENTES DEL TEMA INVESTIGADO


Entre los antecedentes que se tuvieron en cuenta acerca del tema en estudio por parte de otros investigadores
encontramos al formulado por Roldán (2001), Herbertson (2000), Guzmán (1999), López Peña (1993), entre otros. En
su mayor parte todos estos autores antes mencionados plantean una mirada tan solo teórica acerca del tema del análisis
del sello propiamente dicho dejando de lado el estudio de la estampación, indicio no muy frecuente, pero no por eso no
importante.
Los estudios planteados, dejan entrever lo difícil que resulta el examen pericial en estos casos, pero no así la
imposibilidad de llegar a una conclusión categórica.
Sus estudios forman parte de una base muy sólida cuando un profesional pretende abordar una investigación de esta
magnitud.


LA UNIDAD DE ANALISIS


La misma estuvo compuesta por una muestra limitada y numerosa de sellos de goma y de fotopolímeros (N=50),
principalmente de carácter públicos, sellos de seguridad bancaria (SSB), etc, seleccionados bajo un riguroso criterio de
elección, en donde cada sello seleccionado justamente, debía cumplir con las especificaciones que figuran en el marco
teórico de la investigación.


TECNICAS E INSTRUMENTOS UTILIZADOS EN LA RECOLECCION Y EL ANALISIS DE LOS DATOS


Como técnica de recolección de datos se utilizó primeramente el buceo bibliográfico y posteriormente el estudio
exhaustivo de casos reales e hipotéticos y su posterior resolución mediante métodos de investigación específicos de la
ciencia documentológica, encontrados en cada material científico referencial.
Asimismo también se procedió al registro fotográfico de todas las muestras, no solo con instrumental fotográfico
convencional, sino también mediante el uso de scanner para el levantamiento de imágenes y la posterior utilización de
software especifico para el tratamiento de imágenes digitales, con el fin de lograr una buena calidad en la imagen de
estudio.
De igual manera, fue necesario el estudio de los SSB (sellos de seguridad bancaria), muy utilizados en la actualidad por
organismos oficiales y privados, por la mayor seguridad que ofrecen.


PRESENTACION DE LOS RESULTADOS


En la actualidad existen cuatro tipos comunes de sellos de goma, basados en cuatro métodos de fabricación diferentes:
a)- hechos a mano, b)- de goma vulcanizada, c)- fotopolímeros endurecidos bajo la luz, y d)- cortados con láser.
Aunque la apariencia de las respectivas impresiones pueda ser generalmente similar, el cuño de los diferentes procesos
tiene apariencia propia. La matriz es la parte del sello que da forma a la imagen impresa deseada.


La mayor parte de los sellos que se usan durante lapsos prolongados, sufren el deterioro y desgaste propios del paso del
tiempo. A menos que se use un sello muy cuidadosamente, éste acumulará golpes, cortes y roturas en su superficie de
impresión. El sellado repetido y el continuo entintado gastarán los bordes externos, tornándolos redondeados. Estas
características únicas de superficie, tienen aspectos que son fácilmente reconocibles bajo la lupa o el microscopio. Los
cortes aparecen como tales, y no presentan la misma textura de superficie que el resto de las áreas de impresión y del
paño. La misma suciedad que puede llenar las zonas que no son de impresión, es fácilmente reconocible como tal,
cuando por haberse enquistado en los espacios libres de las letras, produce en el impreso la sensación de que las mismas
están rellenas. La suciedad también actúa como reservorio de tinta y, con frecuencia, la impresión resulta más oscura
que las letras. La superficie de goma mantiene la tinta por tensión y ésta se traslada al papel. La suciedad en un sello,
puede actuar como una esponja y puede mantener una cantidad mayor de tinta por absorción. Si se usa un sello varias
veces sin volver a entintarlo, las letras van imprimiéndose progresivamente más claras mientras que la suciedad las
continúa imprimiendo más oscuras.


En el caso de la suciedad, el perito debe tomar fotos apropiadas de ésta y de las zonas que la circundan, antes de tratar
de quitarla o lavarla. Antes de proceder a quitar la suciedad del sello o efectuar su limpieza, se debe obtener el permiso
del cliente que solicita la pericia o del magistrado interviniente, ya que esto puede modificar la evidencia, pero que
resulta necesario para realizar un examen completo. Durante un examen, en Criminalística, se alteran muchas clases de
evidencias; por ejemplo, se corta una camisa donde hay una mancha de sangre para hacer los estudios adecuados y
necesarios para una prueba, acción con la cual se causará un daño o se evitará que otro perito llegue a la misma
conclusión. La suciedad puede quedar impresa con toda notoriedad y se deberían reunir muchas muestras del sello sucio
para poder registrar estas características de impresión. Debería también dársele una cierta consideración al hecho de que
la suciedad misma, podría convertirse en evidencia importante; por ejemplo, la suciedad de una oficina de una mina de
carbón es diferente de la de una oficina de una fábrica textil, o a la de una institución bancaria.


El redondeo causado por el uso, se presenta en los bordes externos de la superficie impresora, en mucho mayor grado
que en los internos. Un sello que contenga solo el diseño de la letra “H”, mostraría muchísimo más redondeo en las
esquinas externas de la letra, producto del uso, que en las intersecciones de la barran de cruce. Un sello grande formado
por varias docenas de palabras, mostraría un desgaste más rápido en las esquinas que en la parte central del mismo. Los
bordes redondeados a veces presentan una superficie pulida y lustrosa que no es típica del resto del sello.
Si se da la circunstancia en la que el sello mismo no pueda conseguirse para examinarlo, entonces pueda que haya que
basarse en una colección de sus impresiones. Aunque esta opción no es para nada conveniente, cualquier información
que pueda verificarse dependerá de la calidad de la colección de los ejemplares mismos, de las impresiones conocidas.
En los párrafos que continúan incluyo una guía sobre el tema de la colección de impresiones de sellos de goma.


a)- Los investigadores que consigan el ejemplar deben prepararse antes de tomarlo. Que significa esto: que el perito
debe tener una idea general de la apariencia que tiene un documento dubitado. Bien dice el axioma que en
Documentología reza acerca de esto: “se coteja lo cotejable y se desecha lo diametralmente opuesto”. Se deberá saber si
la tinta es negra o azul, o de cualquier otro color. No tendrá sentido poseer la almohadilla de un sospechoso si es de
distinto color. El perito debe venir preparado, munido de su propia almohadilla y tinta.


La almohadilla debe entintarse de tal modo que se humedezca la superficie de impresión sin saturarla.
La falta de tinta suficiente se hace rápidamente visible, ya que no es posible lograr una impresión bien oscura. Para
remediar eso, se debe agregar simplemente un poco más de tinta. Si por el contrario, la almohadilla está muy saturada
de tinta, la impresión del sello será desprolija, no lográndose una imagen clara. La solución para esto es secarla con una
toalla de papel o dejarla abierta, sin tapa, para que se ventile y se seque más rápidamente.


b)- Cuando tenga el ejemplar in situ, el perito deberá preguntar cuál es el uso habitual del sello, quién lo usa, cómo se
usa, dónde se guarda normalmente y quién tiene acceso al mismo. Asimismo, deberá averiguar quién es la persona
autorizada para reemplazar el sello si fuera necesario. ¿De dónde los obtiene?, ¿Con qué frecuencia?, ¿Cuándo se
compró ese sello en particular?. ¿Fueron otros sellos semejantes adquiridos al mismo tiempo?, ¿Hay sellos adicionales
con el mismo motivo en existencia o disponibles?. Preguntas parecidas pueden formularse respecto de la/s
almohadilla/s.


c)- El investigador debe traer consigo una docena o más de hojas de papel en blanco, debiendo buscar una superficie
plana para apoyar los ejemplares (estampaciones) recolectados.


Algunos expertos (en sellos) sugieren usar una revista para amortiguar el impacto del sello sobre el papel al efectuar las
impresiones. No ponga los ejemplares sobre una superficie áspera o texturada. Moje el sello en la almohadilla. Cuando
proceda a hacerlo, no lo golpee no lo raspe contra ella. Aplique una presión moderada y trate de lograr un entintado
parejo de la superficie impresora del sello, asentándolo suavemente sobre la almohadilla dos o tres veces seguidas. Haga
varias impresiones sin recargar la tinta del sello. El resultado de dicha acción debe presentar el aspecto de una serie de
impresiones secuenciales de la gama del oscuro al claro. Lo importante es que el examinador que procederá a realizar el
examen de estos ejemplares, verá, obviamente, lo que ha ocurrido. Esa secuencia debe hacerse repetidas veces. Si el
sello es pequeño y se pueden reunir varias docenas de impresiones en una sola hoja de papel, esa cantidad será
adecuada; en cambio, si el sello es más grande y sólo se pueden reunir unas pocas impresiones sobre una hoja de papel,
el perito debe entonces seguir usando más hojas, hasta acumular varias docenas de impresiones, que van desde las más
oscuras hasta las más claras. No ponga una hoja que puede tener tinta fresca en estrecho contacto con otras.
Distribúyalas sobre una superficie grande para permitir que la tinta se seque; en algunas de ellas, el secado es casi
instantáneo; en otras el proceso es más lento. Estas hojas deben ser normalmente identificadas por el perito.
Las mismas, deben numerarse con las mismas con la misma secuencia en que se efectuaron, para saber su orden
cronológico.


d)- Ahora moje el sello con un movimiento giratorio. Después de mojar el sello de esta manera, efectúe una impresión
sobre el papel aplicando el mismo movimiento. El propósito es recoger una impresión de tinta en cualquier parte del
sello que pudiera dejar una impresión sobre el papel, que generalmente obedece a la falta de cuidado al hacerlo. Estas
marcas extrañas o ajenas al sello son, a veces, cruciales para esclarecer la investigación. El examinador deberá
continuar moviendo el sello del mismo modo hasta que se hayan entintado todas las superficies posibles. Algunos de
estos ejemplares deben tener bastante y otros deben tener menos, o ser de impresión más clara. El perito debe verificar
que se hayan registrado todas las impresiones de las aristas de la madera de la asidera. Ponga el sello en ángulo al
mojarlo y haga impresiones específicas para recoger la de los rincones.
Los movimientos de entintado e impresión deben realizarse tanto de arriba hacia abajo como de lado a lado.


e)- Cerciórese de que todas las páginas hayan sido numeradas e identificadas por la persona que se encargo de juntarlas,
de que sean guardadas sin doblar en un sobre grande para protegerlas.


f)- Cuando someta estos ejemplares a consideración de otro perito debe incluir un acta que explique los pormenores del
caso y los detalles del proceso de colección de ejemplares, si ocurrió algo anormal durante la obtención de los mismos.
Los detalles que se recogieron en la fase inicial de la indagación sobre el uso normal del sello o información relacionada
con el lugar donde se fabricó el o los mismos, puede resultar de mucho valor, dependiendo de las características del
caso. En comunidades pequeñas, donde no hay un número apreciable de comercios que fabriquen sellos de goma,
debería dársele importancia a la opinión o los comentarios que hagan sus propietarios u operarios en caso de sospecha
de falsificación. Es probable que si un sello se hizo en circunstancias pocos comunes, la persona que lo confeccionó o
que se encargó de hacer ejecutar el pedido, lo recuerde.


Resulta lógico pensar que cualquiera que haya elaborado un sello que fue producido basándose en la impresión de otro,
y no en el diseño original, lo recordará.


Asimismo, es de suma importancia, si es posible, obtener el sello dubitado para examinarlo detenidamente en el
laboratorio, ya que de poco o nada puede servir cualquier elemento que lo sustituya. Si el dueño del mismo argumenta
que no puede prescindir del mismo en ningún momento, el perito debe tener el suficiente buen criterio como para
disponer que se reemplace por una copia del mismo, para que de ese modo se pueda continuar la pesquisa sin
interrupciones con el original. Encargar un sello nuevo puede costar muy poco dinero. Si el propietario es una persona
que obstruye la investigación, rehusándose a optar por este temperamento, entonces será necesaria una orden judicial.
Es probable que el dueño pueda destruirlo, ocultarlo o dañarlo. Por dicha razón, el asunto debe tratarse con sumo
cuidado al notificársele que si no entrega el sello voluntariamente, éste será secuestrado. Se aconseja obtener una
colección de impresiones, tan pronto como sea posible durante la investigación, de modo que si el sello es dañado, se
tendrá por lo menos algún indicio de su condición original, llevando a cabo el mismo procedimiento conocido para
tomar cuerpos de escritura.


CONCLUSIONES


Por todo lo expuesto y guiado por el interés de proporcionar al lector un trabajo de referencia rigurosamente construida,
capaz de ayudarle a fundamentar su formación criminalística sobre una base sólida, me propuse hacer esto, habiendo
llegado al final con la plena convicción de haber cumplido satisfactoriamente con los objetivos propuestos:


1. En cuanto al primero de ellos, cabe aclarar que en este aspecto es muy difícil lograr una sistematización total de
indicadores ya que cada caso que se presenta es único e irrepetible, más teniendo en cuenta que en el presente trabajo
solo se trabajaron algunos de los casos con los cuales un profesional puede encontrarse a menudo, es decir que para los
casos planteados tanto los hipotéticos como los reales se ha logrado con el objetivo propuesto, es más, se propone
dentro de la misma una metodología a seguir en el estudio de estos casos que no necesariamente es inflexible, todo lo
contrario, creo que cada colega puede tomar el mismo como una guía y adaptarlo a su necesidad y circunstancia.


2. En tanto que para el segundo, y entendiendo y siendo bien conciente que queda aún más por investigar, doy por
concluida mi labor de contrastación de manera positiva, habiendo a lo largo del desarrollo de la perspectiva teórica
aprendido mucho más de lo imaginado y teniendo también constatado por mis propios medios casos que siempre
parecen ser, cuando uno comienza la lectura de artículos como este, indescifrables por cierto, pero que en este caso en
particular resultó todo lo contrario, ya que simplemente bastó la aplicación de técnicas Documentológicas aprendidas a
lo largo del cursado de la carrera y que seguramente todo lector no debe desconocer.


También queda por decir, que se ha dado respuesta al interrogante planteado en el título de esta obra, con la salvedad
que para que dicha respuesta sea lo suficientemente valida científicamente, el estudio debe plantearse con mucho rigor y
cuidado, sin dejar de lado ninguna posibilidad de sesgo.


Queda por aclarar que la opinión vertida por Herbertson (2000) en su obra fue la más utilizada a lo largo del desarrollo
de esta investigación, por abordar en ella el estudio de los sellos de goma de manera más completa, no así de las
características encontradas en las estampaciones motivo por el cual fue realizado este estudio.


BIBLIOGRAFIA CONSULTADA


Bonilla C. E. (2000) “Investigación Documentológica”. Ediciones La Rocca.
Day Robert A.. (1990)“Como Escribir y Publicar Trabajos Científicos.” Organización Panamericana de la
Salud.
Fleita B. A. (2001) “Sistemas Actuales de Análisis en Criminalística". Ediciones La Rocca. Buenos Aires.
Republica Argentina.
Guzmán Carlos (1999) “El Peritaje Caligráfico”. Ediciones La Rocca.
Herbertson Gary (2000) “Examen del Sello de Goma”.Ediciones La Rocca. Buenos Aires.
Hernández Sampieri et al Roberto. (2002) “Metodología de la Investigación”. Editorial Mc Graw-Hill.
López Peña, Fernando (1993) “La Prueba Pericial Caligráfica”. Editorial Abeledo Perrot. Buenos Aires.
Tolosa Hermanos. (2002) “Sellos y Tintas para Seguridad”. Jornadas Nacionales de Criminalística. Resistencia
- Chaco.
Roldán. (2001)“Documentación Pericial Caligráfica”. Ediciones La Rocca. Buenos Aires.

 

Fuente: http://www.consultorapericial.com/portada.php?parser=inves

Publicidad