Apuntes: Cartucho

el Publicado en Balística. Visto: 3413

      

Cartucho y arma son partes de una poderosa máquina termodinámica cuyo objetivo es situar un proyectil con precisión suficiente, a una distancia determinada, portando una energía remanente suficiente para producir un efecto esperado.  La función del cartucho en un arma es doble: una, termodinámica y otra, balística.
 Cartucho corresponde al elemento con que se carga toda arma de fuego y se encuentra conformado por los siguientes elementos:  
  
- Proyectil
- Carga de proyección, pólvora o propelente
- Vainilla.
- Cápsula iniciadora o fulminante

- Proyectil
- Carga de proyección, pólvora o propelente
- Vainilla.
- Cápsula iniciadora o fulminante

 


VAINILLA

 Se le puede definir como un recipiente metálico de forma tubular destinado a alojar la carga de proyección, el elemento iniciador y mantener rígidamente unida al proyectil en su extremo abierto.  Como elemento completo debe ser capaz de originar un aumento instantáneo de presión e incremento de la temperatura, a fin de dar al proyectil, previamente engastado en la vainilla, una velocidad inicial que permita cumplir los requerimientos balísticos predeterminados para cada tipo de munición y armamento.

 En el momento del disparo debe adherirse fuertemente a las paredes de la recámara produciendo una obturación total y una recuperación elástica tal, que no exista dificultad para la extracción y expulsión desde ésta.   Por ello requiere de materiales y diseño especial; generalmente se emplea el latón militar, una aleación de 70% de cobre y 30% de zinc; ocasionalmente se emplea el acero, aluminio o plástico con culote metálico.

 La vainilla metálica de un cartucho moderno, es una sola pieza en donde se distinguen cinco partes: 
- Boca
- Gollete
- Gola.
- Cuerpo
- Culote.

Aunque en muchos casos  (calibres de pistolas, revólveres y subametralladoras), sólo están presente la primera, cuarta y quinta parte
     
 

 Su forma exterior sigue el perfil interior de la recámara del arma; por lo general son tronco cónico o cilíndrico, ya que con ello se facilita la extracción.  No siempre es metálica; en los cartuchos de caza, es de plástico o cartón, y en la actualidad existe una variedad en base a este último material.  Sin embargo, el cartucho metálico sigue siendo el de mayor producción y empleo hasta el día de hoy.  Formas más conocidas.

 

 

Por la forma del culote de las vainillas, podemos encontrar: Pestaña, ranura, reforzada, ranura y pestaña, ranura y pestaña corta

 

 

 PROYECTIL
 
Es el elemento más activo del cartucho, y bajo los puntos de vista balísticos y de efectividad, es el más importante.   El proyectil es la masa, generalmente metálica, formada por uno o varios elementos, que ha de tomar el rayado balístico del ánima del cañón del arma, con sus consecuentes movimientos de traslación y rotación, saltar a la atmósfera, volar libremente en su trayectoria e incidir sobre el blanco con toda su energía remanente.

 El proyectil consta esencialmente de tres partes (sin tomar en cuenta los  esféricos):

o Punta o cabeza.
o Cuerpo o manto
o Culote.

 


 En cuanto a su fabricación, los proyectiles más comunes, corresponden a los encamisados, los no encamisados y los semi encamisados. En el primer caso, constan de un núcleo, comúnmente de plomo, acero y aluminio; recubierto de una envoltura de latón, cobre, cupro níquel, a este tipo de proyectiles también se les suele llamar blindados.  Los proyectiles no encamisados, sólo constan de un elemento, siendo los más comunes de plomo, madera, teflón.  Finalmente encontramos los proyectiles semi encamisados, éstos están dotados de una semi camisa, la cual sólo recubre al núcleo hasta parte de su punta, dejando parte de ésta al descubierto.  Estos tipos de proyectiles, tendrán diferencias sustanciales respecto de la capacidad de deformación que cada uno tiene, de acuerdo a los componentes de los mismos.

 


Publicidad