LA BALA

El cartucho, en conjunción con el arma, está diseñado para que la bala salga por el cañón a una determinada velocidad y que su trayectoria sea la deseada. Para las armas de un calibre medio se le suele llamar proyectil, aunque realmente proyectiles son todas las balas. La bala debe de salir por la boca de fuego del cañón sin deformaciones anormales, y manteniéndose en la trayectoria que le corresponda, alcanzar el objetivo. Por tanto, tiene una misión fundamental, y de la perfección alcanzada en su fabricación, forma, peso, dimensiones y distribución de masas, dependerá la precisión de una munición.

 

Componentes de la bala.
La Envuelta.
Es el componente o elemento que agrupa a los restantes, que en las balas ordinarias es el núcleo. Los fabricantes han realizado cantidad de estudios sobre los materiales a emplear, siendo hoy general el uso del latón 90/10 (90 % de Cobre y 10% de Zinc). Le sigue el llamado "bimetal", que es una fina capa de acero cubierta, como un sandwich, por dos capas de latón 90/10.

El Núcleo.
En las balas ordinarias, prácticamente sólo se usa plomo antimonioso. Esto es una aleación de plomo y antimonio, siendo este último de un 2 a un 4% como proporción mas ususal. aunque las hay que llegan al 10 y 11 %. Se le añade el antimonio al plomo para que sea mas compacto y no se deforme, y para que sea algo mas ligero.  En cartuchería especial el núcleo está formado por varios componentes, siendo su forma acorde con el uso que se le dé a la bala. Las perforantes tienen el núcleo de acero o carburo de tugsteno, las trazadoras llevan un compartimento que va relleno de la sustancia que dejará marcada su trayectoria, las KTW que llevan un núcleo de metal duro (cobre, bronce, tugsteno) y una envuelta de teflón, balas que van divididas en dos mitades, en forma de flecha... en fin en el mundo de la cartuchería de todo se encuentra.

TIPOS DE BALAS

Por la función que se le dé a la bala se denominan: ordinarias, deportivas, perforantes, incendiarias, trazadoras, etc.  Por la forma del cuerpo de la bala se le clasifica en lisas, ranuradas, moleteadas y entalladas.
Se pueden clasificar por los elementos que las componen y por su forma gemétricas.
-  Por elementos se clasifican en balas de un elemento, macizas o huecas (plomo, latón, cobre, acero, plástico, etc.); de dos elementos, las que tienen envuelta y núcleo, que son las más comunes; y de tres o mas elementos, siendo éstas desarrolladas por los diferentes fabricantes teniendo usos y formas de lo mas variopinto y de dificil subclasificación.
-  Por la forma geométrica pueden ser esféricas, cilíndricas, cilindrico-cónicas, cilindrico-ojivales, cilindrico-ojivales agudas y tronconicas-cilindrico-ojivales (aerodinamicas). Atendiendo a su punta pueden ser de punta roma, plana, hueca y blandas. Por la forma del culote: Talonadas, huecas, troncónicas y perforadas.
Como clasificación mas ususal se emplea la que distingue a las balas blindadas y semiblindadas

Otras:  Las variedades son innumerables y se pueden clasificar en distintos tipos: balas de plomo con/sin envueltas, balas de envuelta completa, balas blindadas, balas de envuelta parcial, balas expansivas, balas semiblindadas, balas trazadoras, balas incendiarias, balas explosivas, balas macizas, etc.

En función de cada necesidad concreta, se han desarrollado muchos tipos de cartucho.  En su mayor parte solo afectan al tipo de bala que montan, aunque a menudo deben hacerse cambios en el diseño de la vaina o incluso en la propia arma que debe dispararlos.

Bala de Plomo

  

Bala Trazadora

    Bala incendiaria

 

 

 

 

 

 

 

 

Balas de plomo sin envuelta

Están prácticamente en desuso, aunque son imprescindibles en todas las armas de avancarga. También fueron empleadas en los cartuchos tipo Lefaucheux y en en la mayoría de cartuchos diseñados para pólvora negra. A menudo se engrasan. En la actualidad, y fuera del ámbito del tiro con armas históricas, sólo se usan en la munición tipo "wadcutter" y en escopetas de cañón liso.
Su principal defecto es que el plomo es demasiado blando, por lo que en su recorrido por el cañón del arma deja residuos que deben limpiarse regularmente. Además, el polvo de plomo que se produce es tóxico a largo plazo.
Por la misma razón, en algunas armas automáticas, puede deformarse al golpear con la rampa de alimentación perdiendo precisión o incluso encasquillando el arma. Las formas muy aerodinámicas no pueden realizarse en la práctica, porque las puntas aguzadas se abollan o rompen con demasiada facilidad.
Estos problemas suelen reducirse empleando el plomo en aleación con otros metales, como el antimonio, para aumentar su dureza. Por último, entre sus desventajas, añadir que con el advenimiento de la pólvora sin humo se descubrió que los proyectiles de alta velocidad que además giran muy rápido pueden llegar a "desintegrarse" debido a que el plomo no es capaz de soportar la enorme fuerza centrífuga a que es sometido.
Entre sus ventajas, citar que cualquiera puede producir sus propias balas con una inversión ínfima. También la mayor deformabilidad del plomo hace que este tipo de balas sea muy apropiado para la caza o incluso la defensa personal.

Balas Esfericas

Balas Aerodinamicas

Bala Minié

 

 

 

 

Balas con envuelta completa (FMJ, Full Metall Jacketed)

El siguiente paso fue cubrir un núcleo de plomo con un metal más duro pero suficientemente blando como para adaptarse a las estrías del cañón sin desgastarlas demasiado. En general se usa el cobre o el latón.
Esta envuelta protege el núcleo de plomo y evita que se deforme durante el transporte o en la alimentación del arma. Esto permite también el uso de formas más aerodinámicas. Además, apenas deja residuos en el cañón y no necesita lubricación.
Su otra ventaja es al mismo tiempo su inconveniente: se deforma menos al impactar, aumentando su capacidad de penetración pero disminuyendo la capacidad de transferir energía al blanco. Por esta razón no deben usarse en la caza.

El material de las envueltas pueden ser de latón, cobre, acero pulido, cromado,o cobreado; la  forma: aerodinámica, troncocónica, o cilindroesférica; las ranuras de engarce:  de ninguna a dos y la terminación de la parte posterior: plomo no visible, liso o cónico.

Balas expansivas

Son un tipo intermedio entre las dos anteriores, reuniendo lo mejor de ambos. Su uso en la guerra está prohibido por la convención de Ginebra. Existen varios tipos:
-Semi blindadas: la envuelta no cubre la punta con lo que se facilita la deformación controlada de la bala. Pueden tener la punta hueca o no.
-Balas DUM-DUM: es la variante más antigua de bala semiblindad con líneas de precorte. Se desarrollaron en el arsenal indio de Dum-Dum a finales del S. XIX para aumentar el poder del .303 British. Simplemente eran balas normales con unos cortes en la punta para facilitar la deformación al romperse la envuelta. La envuelta solía romperse dejando esquirlas y heridas terribles. Fueron la causa de que se prohibiese las balas expansivas en la guerra. Al usarse balas militares que no tenían envuelta en la parte posterior, a veces ocurría que la envuelta quedaba atascada en el cañón aunque saliese el núcleo de plomo. El siguiente disparo podía provocar la explosión del arma.
-Con falsa ojiva: bala semiblindada, generalmente de punta hueca, pero con un suplemento de metal hueco que cubre la punta para dotar al conjunto de mejor aerodinámica y facilitar la alimentación en armas semiautomáticas.
-Con Ojiva plástica: balas de punta generalmente hueca con falsa ojiva plástica. Según su diseño en concreto, puede mejorar la aerodinámica de una bala hueca o penetrar en el núcleo hueco durante el impacto para aumentar y controlar la deformación de la bala. Algunas como las ACTION son balas macizas de latón con una perforación. El inserto plástico parece servir sólo para facilitar la alimentación del arma.
-Otros: hay decenas de variantes, que en general no son más que variantes de las anteriores con nombres registrados por las distintas casas comerciales.

 

Balas especiales: trazadoras, perforantes, incendiarias, explosivas, macizas
Generalmente son balas aerodinámicas con envuelta completa. Muy a menudo combinan varias características (perforante-incendiaria, trazadora-perforante...) y como es lógico aumentan su complejidad a medida que aumenta el calibre y por tanto el espacio disponible.



Publicidad